MINI ECLAIRS DE FRAMBUESA

#Postres y dulces 14 febrero 2021


He adaptado los Mini Eclairs a “MORITOS” RELLENOS DE CREMA DE FRUTAS DEL BOSQUE Y DE TRUFA RÁPIDA.


“Moritos”, hemos llamado siempre, en la zona donde vivo (La Safor), a este dulce que te muestro hoy. Está hecho con pasta choux y el relleno clásico es crema pastelera, aunque, los rellenos pueden ser infinitos. Tanto en dulce como en salado queda riquísimo. Hoy están rellenos de crema pastelera de frutas del bosque y de trufa rápida.


INGREDIENTES


Relleno de frambuesa



  • 250 g de frutas del bosque congeladas

  • 400 g de leche

  • 100 - 150 g de azúcar

  • 1 cucharadita de vainilla líquida

  • 1 huevo

  • 2 yemas de huevo

  • 50 g de maizena


Relleno trufa rápida



  • 200 gr de nata de montar

  • 50 gr de azúcar

  • 50 gr de cacao en polvo


Masa choux



  • 150 g de agua

  • 80 g de mantequilla LURPAK

  • 15 g de azúcar

  • 1 pellizco de sal

  • 120 g de harina de repostería

  • 3 huevos


Montaje y glaseado espejo



  • 2 ½ hojas de gelatina

  • 60 g de agua

  • 110 g de azúcar

  • 75 g de chocolate fondant para postres (50% cacao) en trozos pequeños

  • 15 g de cacao puro en polvo

  • 35 g de nata (35% de grasa)

  • 2 - 3 cucharadas de fideos de chocolate



PREPARACIÓN


Relleno de crema de frutas del bosque



  1. Pon en el vaso la fruta, 100 g de leche y el azúcar e inicia Función Triturar/40 seg. Cuela la mezcla a través de un colador de malla fina y vuelve a poner en el vaso el resultado.

  2. Añade al vaso 300 g de leche, la vainilla, el huevo, las yemas y la harina e inicia la Función Espesar/100°C. Vierte en un bol, cubre con film transparente pegado a la crema para que no forme costra y deja templar. Reserva en el frigorífico durante 2 horas. Mientras tanto, lava el vaso y continúa con la receta.


Relleno de trufa rápida



  1. Prepara una manga pastelera con la boquilla y reserva.

  2. Coloca la mariposa en las cuchillas

  3. Pon en el vaso la nata, el azúcar y el cacao. Programa vel 3 ½, sin tiempo. Como cuando montas la nata solo. Y ve controlando hasta que esté bien montada. Reserva dentro de la manga pastelera preparada, en el frigorífico hasta el momento de utilizarla.


Masa choux



  1. Precalienta el horno a 200°C. Forra 2 bandejas de horno con papel de hornear.

  2. Prepara una manga pastelera con boquilla de 1 cm, lisa.

  3. Pon en el vaso el agua, la mantequilla, el azúcar y la sal y programa 5 min/100°C/vel 1.

  4. Añade la harina y mezcla 20 seg/vel 4. Retira el vaso, quita la tapa y deja enfriar durante 10 o 15 minutos.

  5. Coloca el vaso de nuevo en su lugar y, sin poner el cubilete, mezcla a vel 5 y vas añadiendo los huevos uno a uno por la abertura hasta que estén completamente integrados. Con la espátula, baja la masa hacia el fondo del vaso y mezcla 10 seg/vel 4. Pon la masa en la manga pastelera preparada.

  6. Coge la bandeja forrada y ve formando los “moritos” poniendo dos tiras juntas de la masa de unos 10 o 12 cm de largo con otra tira encima, en el centro de las otras dos. Dejando un espacio de unos 4 cm entre un “morito” y el siguiente. Cuando los tengas formados, pon un poquito de agua en un cuenco y vas mojando tu dedo y redondeando las puntitas de masa que hayan quedado en los “moritos”.

  7. Hornea durante 18/20 minutos cada bandeja a 200º hasta que estén dorados (es importante no abrir el horno durante la cocción para evitar que se bajen). Deja enfriar sobre una rejilla.

  8. Lava y seca el vaso.


Glaseado



  1. Pon las hojas de gelatina en un bol, cubre con agua muy fría y reserva.

  2. Pon en el vaso el agua y el azúcar y, sin poner el cubilete, programa 8 min/105°C/vel 2,5.

  3. Añade el chocolate y mezcla 20 seg/vel 3.

  4. Incorpora el cacao y mezcla 20 seg/vel 4. Mezcla bien con la espátula.

  5. Agrega la nata y mezcla 20 seg/vel 4.

  6. Añade la gelatina escurrida y mezcla 20 seg/vel 4. Después, programa 15 min/vel 2 para que el glaseado enfríe. Vuelca el glaseado en un plato hondo.


Montaje y glaseado


Coge cada “morito” y moja la superficie de arriba en el glaseado. Escurre un poco vuelve a dejarlo en la rejilla para que cuaje el glaseado. Así, uno por uno. Si es necesario, repetiremos hasta que quede bien cubierto. En mi caso lo he mojado dos veces. Lo mejor es que una vez estén todos, lo metas en el frigorífico hasta que cuaje bien el glaseado. Mientras tanto, también habrán enfriado las cremas de los rellenos.


Una vez que todo está frío, solo hay que abrir los “moritos” e ir rellenando con la crema de frutas del bosque y con la trufa.