Pastelitos red velvet

#Navidad 17 diciembre 2020

Ingredientes bizcocho:


80 g de mantequilla


90 g de azúcar


90 g de azúcar moreno


3 huevos


1 cucharadita de vainilla líquida


½ - 1 cucharadita de colorante rojo


130 g de harina de repostería


20 g de cacao puro en polvo


½ sobre de levadura química en polvo


1 pellizco de sal


Ingredientes cobertura:


25 g de chocolate blanco


15 g de mantequilla


100 g de queso cremoso


15 g de azúcar glas


1 chorrito de vainilla líquida


Preparación:


Precaliente el horno a 180°C. Forre un molde cuadrado de 20-22 cm con papel de hornear y reserve.


Ponga en el vaso la mantequilla, el azúcar, el azúcar moreno, los huevos, la vainilla y el colorante rojo y mezcle 4 min/vel 3.


Añada la harina, el cacao, la levadura y la sal. Mezcle 15 seg/vel 3 y termine de mezclar con la espátula. Vierta la mezcla en el molde preparado, extienda con la espátula y espolvoree la almendra laminada por la superficie. Lave el vaso.


Hornee durante 20-25 minutos (180°C). Retire del horno, deje templar durante 15 minutos y desmolde el bizcocho. Ponga encima el papel de hornear y el molde con un brik de 1 kg (para que el bizcocho quede plano) y deje enfriar durante 15 minutos. Lave el molde, fórrelo en mojado con film transparente y reserve.


Ponga el chocolate en el vaso y trocee 5 seg/vel 5.


Añada la mantequilla y programe 2 min/50°C/vel 2.


Incorpore el queso cremoso, el azúcar y la vainilla. Mezcle 20 seg/vel 4. Con la espátula, baje los ingredientes hacia el fondo del vaso y mezcle 15 seg/vel 4. Vierta el frosting en un bol y reserve.


Corte cada bizcocho en 3 discos del mismo grosor. Coloque un disco de bizcocho en el fondo de dos vasos o botes pequeños de cristal, de diámetro similar al bizcocho. Riegue con 1 cucharada de crema de whisky y ponga encima 1 cucharada de frosting. Coloque encima otro disco de bizcocho, riegue con licor y ponga otra cucharada de frosting. Finalice colocando el último disco, riegue nuevamente con el licor y ponga la última cucharada de frosting. Decore al gusto y reserve en el frigorífico hasta el momento de servir