Bolitas de pollo a la mostaza

#Carnes y aves 31 mayo 2013

Bolitas de pollo a la mostaza  Todavía no he “fregao” la cocina  y ya me encuentro aquí sentada, para subir rápidamente la comida de hoy, no tengo espera,  estoy deseando que vayais a por los ingredientes y os pongais con ellas.Desde luego, la mostaza  ha de gustarte,  pero no excesivamente, el color de la salsa engaña por las hebras de azafrán, no es mostaza pura y dura “en vena”,  su sabor queda muy muy muy reducido.  Creo que hasta los más pequeños, disfrutarán de este plato.Encontré la receta en la revista Thermomix® Magazin nº 23,  pero la he tuneado bastante,   no me apetecía freírlas en sartén, ni ir reduciendo la salsa en una cazuela.  Ya me conoceis, y lo del cacharreo, no me va mucho.  Así que todo para dentro de la th, y a esperar resultados….Ojalá todos los “experimentos” me saliesen igual de ricos.Tampoco tenía almendras como indicaba la receta, y lo cambié por patata, al fin y al cabo lo que quería era conseguir una salsa espesita. Hemos disfrutado con la comida, que atracón.Ale, no me enrollo más y os las presento, que tengo que ir a recoger la cocina y planchar… arggg! seguro que no voy a disfrutar tanto ese ratillo   Bolitas de pollo a la mostaza   BOLITAS DE POLLO CON SALSA DE MOSTAZAIngredientes:Para las bolitas:500gr de pechuga de polloUna tarrina de jamón serrano a taquitos (80gr)1 diente de ajoUn buen ramillete de perejil3 cucharadas soperas de pan rallado1 huevoPara la salsa:75gr de cebolleta fresca2 dientes de ajo50gr de aceite50gr de coñac125gr de patata30gr de mostazaUn cacito de caldo de pollo Knorr7 granos de pimientaUnas hebras de azafrán500gr de aguaPreparación:Para las bolitas:Picamos el jamón serrano, vaso cerrado, y unos 3 ó 4 golpes de turbo, para que quede bien pequeñito. Sacamos y reservamos.Picamos el ajo y el perejil, unos segundos velocidad 7. Bajamos los restos de las paredes y añadimos las pechugas cortadas en dados grandes. Las trituramos programando 12 segundos, velocidad 5-10.Incorporamos el jamón reservado, el huevo, un poco de sal y pimienta y las cucharadas de pan. Removemos a velocidad 3 unos segundos, hasta verlo todo bien integrado.A mi con tres cucharadas de pan rallado casero, me dió suficiente para poder formar las bolitas, es mejor no pasarse con el pan, para que luego estén blanditas. Humedecernos las manos con agua, ayudará a formarlas, en dos minutos todas listas.Sacamos a un bol y reservamos. Mientras se pocha la cebolla en el siguiente paso, formaremos las albondigas e iremos colocándolas dentro del cestillo, unas encima de otras. Para la salsa:Enjuagamos el vaso y lo secamos un poco. Ponemos los dos dientes de ajo y la cebolla, trituramos 2 segundos al 5. Vertemos el aceite y programamos 7 minutos, temp. Varoma, vel. 1Añadimos el coñac y la patata cortada a taquitos. Programamos 2 minutos, temp. varoma, vel. 1 sin cubilete, para que se evapore el alcohol.Incorporamos la mostaza, la pimienta, el azafrán, el cacito de caldo y el agua. Colocamos el cestillo en su lugar. Y programamos 20 minutos, temp. varoma, vel. 1.Al finalizar el tiempo, con ayuda de la muesca de la espátula, sacamos el cestillo sin quemarnos y con una cucharita, vamos despegando las bolitas  y dejándolas en la fuente donde vayamos a servirlas.A continuación, trituramos la salsa del vaso 30 segundos, velocidad 5-10 y la vertemos por encima. Bolitas de pollo a la mostaza  NOTAS: No os asusteis, al encontrar “las albondigas” pegaditas unas a otras al sacarlas del cestillo, luego al echarle la salsa por encima, quedan genial. Si blanquitas quedan al formarlas, más todavia una vez cocinadas, es normal,  pues son de pechuga. Tampoco tienen la textura de las albóndigas de siempre, son más como nuggets de pollo.Sobre la salsa, podemos dejarla a nuestro gusto, tal cual nos queda en el vaso, una vez triturada o si la queremos más espesa todavía, añadiremos unas dos cucharaditas de copos de puré de patata y volvemos a remover.Con estas cantidades, pueden comer cuatro personas, acompañándolas con una buena ensalada. A nosotros nos han sobrado y las pensamos comer mañana, me ha parecido tan rico el plato, que no me importa repetir