CALABAZA

#Postres y dulces 28 octubre 2020


La jugosa pulpa dorada de la calabaza tiene un sabor y una textura similares a los de la batata, por lo que es estupenda para añadir tanto a platos dulces como salados. Saca punta a tu creatividad culinaria con nuestras sabrosas ideas y prueba algo nuevo.



  • Al vapor: cocinar la calabaza al vapor en el Varoma mientras los demás ingredientes se cocinan en el vaso es una forma magnífica de ahorrar tiempo y esfuerzo. Prueba nuestra receta de Curry de lentejas y calabaza al vapor y descubre un delicioso plato vegetariano para toda la familia.


  • Braseada: este procedimiento realza el dulzor de la calabaza.  Solo tienes que cortarla en rodajas, con o sin la corteza, regarla con aceite de oliva y espolvorear tus hierbas y especias favoritas. Te recomendamos que uses ajo, pimienta negra molida y un toque de sal marina para darle el sabor perfecto, Es ideal para los risottos.



  • Batida: una vez ablandada, la calabaza se puede batir fácilmente para crear una sabrosa base para cremas y sopas. Prueba nuestra receta de Crema de calabaza y membrillo y descubrirás lo exquisita que está y lo bien que sienta.


  • En puré: el puré de calabaza se puede usar en muchas recetas. Una vez preparado, durará hasta tres días en la nevera o de 3 a 6 meses en el congelador. Además de ser la base de muchas preparaciones tanto dulces como saladas, el puré de calabaza con especias como la canela, el cardamomo y la nuez moscada también es delicioso para acompañar el café.


  •  Horneada: endulza el otoño con riquísimas delicias caseras. La calabaza puede ser la estrella de muchos postres estupendos, desde las exquisitas Muffins de calabaza con feta a los apetitosos Panecillos de calabaza.