Galletas se aceitunas negras rellenas de queso

#Aperitivos, entrantes y tapas 16 diciembre 2020

Que os parece sorprender a vuestros invitados con unas galletas Oreo de queso. Os aseguro que si os animáis a prepararlas, vais a triunfar.




Ingredientes


Masa de galletas



  • 600 g de aceitunas negras sin hueso

  • 200 g de harina de repostería

  • 90 g de mantequilla fría

  • 1 huevo

  • 2 cucharadas de semillas de sésamo negro


Relleno



  • 60 g de queso parmesano

  • 175 g de queso mascarpone


Preparación



  1. Precaliente el horno a 110ºC (mejor con aire).

  2. Reparta las aceitunas bien escurridas en la bandeja del horno forrada con papel de hornear y hornee durante 3 horas (110ºC) o hasta que las aceitunas estén totalmente deshidratadas. Retírelas del horno y deje enfriar.

  3. Ponga en el vaso las aceitunas deshidratadas y pulverice 20 seg/vel 10.

  4. Agregue la harina y mezcle 10 seg/vel 5.

  5. Con la espátula, baje la mezcla hacia el fondo del vaso. Incorpore la mantequilla y el huevo y mezcle 15 seg/vel 6. Forme una bola, envuélvala en film transparente y deje reposar 30 minutos en el frigorífico.

  6. Con ayuda del rodillo, estire la masa entre 2 plásticos hasta que tenga un grosor de 6 mm. Espolvoree la superficie con el sésamo negro y pase el rodillo suavemente por encima (sin apretar) para que las semillas se integren y queden pegadas. Con un cortapastas, corte círculos de Ø 4 cm y colóquelos en la bandeja del horno forrada con papel de hornear. Deje reposar en el frigorífico.

  7. Precaliente el horno a 180ºC.

  8. Introduzca la bandeja con las galletas en el horno y hornee durante 17-18 minutos a 180ºC. Mientras tanto, prepare el relleno.

  9. Relleno

  10. Ponga el queso parmesano en el vaso y ralle 15 seg/vel 10.

  11. Incorpore el queso mascarpone y bata 20 seg/vel 4. Retire a un bol y reserve en el frigorífico.


Montaje


Cuando las galletas estén frías, haga bolitas con la crema de queso y aplástelas hasta que tenga el tamaño de las galletas. Póngalas encima de la mitad de las galletas y cúbralas a modo de sándwich con la otra mitad. Reserve en el frigorífico y sirva como aperitivo.