TARTA PAVLOVA

#Postres y dulces 14 diciembre 2020

Una de mis tartas favoritas. Esta de hoy os la presento con fresas y mermelada de frutos rojos. Pero, podéis coronarla con frutas variadas a vuestro gusto. Luce muchísimo y está riquísima.


INGREDIENTES 



  • 220 g de azúcar

  • ½ cucharadita de vainilla liquida o azúcar vainillado.

  • 140 g de clara de huevo a temperatura ambiente (2 o 3 claras)

  • 1 pellizco de crémor tártaro (opcional)

  • ½ cucharadita de vinagre

  • 500 g de nata para montar (35% de grasa)

  • 2 cucharadas de azúcar

  • 500 g de frutas frescas variadas en trozos (piña, fresas, kiwis, mandarinas, frambuesas, etc.)


PREPARACIÓN 



  1. Precalentamos el horno a 150°C. En el reverso de un papel de hornear, marcamos, a modo de plantilla un círculo de Ø 22 cm y cubrimos con él boca abajo la bandeja de horno. Reservamos.

  2. Ponemos en el vaso el azúcar y pulverizamos 5 seg/vel 10. Retiramos a un bol y reservamos.

  3. Colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos en el vaso las claras y el crémor tártaro y montamos 4 min/37°C/vel 4. Y, a continuación, sin poner el cubilete, volvemos a programar 4 min/37°C/vel 3 y vamos agregando por la abertura 1 cucharada del azúcar reservado cada 15 segundos aproximadamente.

  4. Añadimos el vinagre y batimos 15 seg/vel 2,5.

  5. Extendemos 2 cucharadas de merengue en el centro del círculo dibujado en el papel para cubrir la base. Repartimos a cucharadas el resto del merengue por el borde para dejar un hueco grande (aprox. Ø 15 cm) en el centro. Es donde irá la nata y encima, las frutas.

  6. Bajamos la temperatura del horno a 110ºC y horneamos durante 2 horas.

  7. Apagamos el horno y dejamos enfriar totalmente la Pavlova dentro del horno con la puerta entreabierta (aprox. 2 horas).

  8. Mientras tanto, podemos montar la nata con un par de cucharadas de azúcar. Lo haremos colocando la mariposa (limpia) y programando vel 3 ½. Sin tiempo. Vamos mirando hasta que veamos que está. Reservamos en el frigorífico.

  9. Retiramos la Pavlova del horno y, con una espátula de repostería, la despegamos del papel y la colocamos en una fuente de servir.

  10. Rellenamos con la nata montada y con la fruta fresca y sirva.


El relleno lo ponemos en el momento de servir porque reblandece el merengue.