Tomate frito

#Técnicas básicas 29 abril 2021


Por falta de tiempo terminamos yendo al supermercado a por la salsa de tomate que queremos emplear en pasta, lasaña y otros platos para acompañar, pero aunque es importante cerciorarse mirando la etiqueta del bote de que el producto que vamos a comprar tiene como principal ingrediente el tomate, la mejor opción siempre será sacar unos minutos para hacerla en casa.


Si hay un vegetal muy nutritivo y poco calórico ese es sin duda el tomate, que de 100 gramos aporta apenas 18 calorías, ya que la mayor parte de su peso es agua . Tiene grandes cantidades de vitamina C  y de ácido fólico y resulta especialmente recomendable por su alto contenido en licopeno, el pigmento que le da su característico color rojo y que tiene propiedades antioxidantes. 


Además, es fundamental no pelar los tomates porque todas sus variedades y tamaños tienen una piel que se puede (y debe) tomar, solamente hay que lavarla con agua abundante. Los tomates protegen la vista debido a la cantidad de vitamina A que tiene y es un potente antioxidante.Y cómo ya sabéis con Thermomix® la piel no se nota para nada, queda totalmente triturada. 


Inredientes


800 g de tomate triturado en conserva o natural cortado en cuartos 


70 g de aceite de oliva virgen extra


1 - 2 cucharaditas de azúcar


1 - 2 cucharaditas de sal


Preparación


Ponga en el vaso el tomate triturado, el aceite, el azúcar y la sal y sofría 30 min/120°C/vel 2. Vierta en una salsera y utilice directamente o conserve en un recipiente hermético en el frigorífico.


Sugerencias :


Podemos añadir unas hojas de albahaca, orégano, hierbas provenzales..


También se le puede poner cebolla y ajo,para darle un toque de sabor.


Si vemos que no tiene ese color rojo que tienen como los que compramos en el súper, podemos añadir una cucharadita de concentrado de tomate, le subirá un poco el color.