Concentrado de caldo de verduras

#Técnicas básicas 21 abril 2021


Me encantan las sopas. Sobre todo para la cena, aunque soy capaz de comerla a cualquier hora del día. De hecho casi me atrevería a decir que estoy enganchada a una marca concreta de “cubitos” y casi a diario me apetece hacerme un caldo con ellos. ¡Y como no lo voy a estar! El glutamato monosódico que llevan se encarga de que sean adictivos. A eso, podemos sumarle el hecho de el porcentaje de verduras que realmente llevan es mínimo y el valor nutricional casi nulo. ¡¡Ha llegado la hora de aprender cómo hacer caldo concentrado casero de verduras en casa!!


Ingredientes


50 g de queso parmesano cortado en trozos (3 cm) (opcional)


200 g de apio cortado en trozos


250 g de zanahoria cortada en trozos


100 g de cebolla cortada en dos


100 g de tomate cortado en trozos


150 g de calabacín cortado en trozos


1 diente de ajo


50 g de setas frescas


1 hoja de laurel seca (opcional)


6 ramitas de hierbas frescas variadas (por ej. albahaca, salvia, romero) solo las hojas


4 ramitas de perejil fresco


120 g de sal gorda


30 g de vino blanco seco


o bien 30 g de agua


1 cucharada de aceite de oliva


Preparación


Ponga el queso parmesano en el vaso y ralle 10 seg/vel 10. Vierta en un bol y reserve.


Ponga en el vaso el apio, la zanahoria, la cebolla, el tomate, el calabacín, el diente de ajo, las setas, la hoja de laurel, las hierbas frescas y el perejil y, con ayuda de la espátula, trocee 10 seg/vel 7. Con la espátula, baje los ingredientes hacia el fondo del vaso.


Añada la sal gorda, el vino blanco y el aceite de oliva. Ponga el cestillo sobre la tapa en lugar del cubilete para evitar salpicaduras y programe 35 min/Varoma/vel 2. La mezcla espesará y se secará bastante.


Retire el cestillo, agregue el queso parmesano rallado reservado, coloque el cubilete y triture 1 min/vel 4-7. Vierta en un recipiente hermético y deje enfriar antes de utilizarlo o guardarlo en el frigorífico.


Sugerencias :


Puedes preparar el concentrado con cualquier tipo de verduras para aprovechar restos de verduras que tengamos por el frigorífico. 


Dura mucho tiempo, lo podemos conservar en un bote hermético en el frigorífico o en un cubitera en el congelador, no llega a congelar por la cantidad de sal que lleva, así que lo podemos utilizar en cualquier momento.